Thumb
Las organizaciones agrarias de Salamanca, ASAJA, UPA y UCCL, se reunieron esta mañana en rueda de prensa para reivindicar un apoyo real al sector por los graves daños ocasionados por la sequía en la Región. Las opas dejaron constancia de “la falta de consideración” que ha dejado patente la Junta y el Ministerio por las medidas adoptadas, que han calificado de “insuficientes”. Los tres representantes han solicitado que se implanten ayudas a mínimis a los profesionales del campo.

Juan Luis Delgado, presidente de ASAJA Salamanca, recalcó que “el margen de beneficios de los profesionales es muy reducido normalmente y, en años catastróficos como éste, es lógico que las administraciones amparen plenamente al sector”. El presidente de la opa ejemplificó la situación por la que atraviesan las explotaciones agrícolas y ganaderas. Así, fijó  las pérdidas de una explotación tipo de cien hectáreas en 22.000 euros con respecto al año anterior; mientras que las de bovino con una media de 100 vacas las pérdidas alcanzarían los 11.000 euros, teniendo en cuenta los gastos de suplementación en la alimentación que se han realizado tres meses antes de lo habitual.

Guillermo González, secretario general de UPA Salamanca, reiteró la pérdida de renta en agricultores y el gasto mayor en ganadería. Cifró entre un 35 y 50 % la producción de cereal respecto al año anterior y recordó que “si la Administración fija que la media giran en torno a 800 kg y no va  a llegar a los 1.000 kg es que reconoce que hay una pérdida de renta brutal y eso significa no sólo una descapitalización sino que las explotaciones de los agricultores de la Región tienen un año crudo”. Enfatizó que “los precios están intervenidos y no existe libertad en las fluctuaciones de la oferta y la demanda”. “No tiene sentido que con una cosecha catastrófica tengamos un precio normal de hace seis años”. González declaró que “no se puede entender que se soliciten ayudas a mínimis para ganadería y no para agricultura cuando es la más damnificada y es el Ministerio quien debe aprobarlo”.

Herminio Velasco, representante de UCCL en Salamanca, ratificó las palabras de los otros representantes y calificó de “un año nefasto para el sector que sufre una herida de muerte”. Pidió que la Junta pactase con el Ministerio para la concesión de ayudas directas. Respecto a los seguros agrarios y concretamente al de cultivos herbáceos extensivos, declaró que “cuando Salamanca sólo hace el seguro de rendimientos en un 25% algo está fallando en el seguro”. “Y no vale con la excusa de la Administración de que no se otorgan ayudas directas porque sino no se haría dicho seguro”.

Los representantes declararon que “SAECA está devolviendo muchos avales” y ven dudosa la aplicación de los préstamos por parte de la Junta ante esta situación.

Asimismo, se recordó que se facilitarán autobuses desde Salamanca para todos los profesionales que quieran acudir a la manifestación conjunta que se realizará en Valladolid del día 30. 

 MEDIDAS PARA PALIAR LA SEQUÍA Y OTRAS INCLEMENCIAS METEOROLÓGICAS PADECIDAS EN LA CAMPAÑA 2016-2017

 

 *       MEDIDAS LEGISLATIVAS

 

·         Flexibilización de las normativas relativas a la PAC.

En cuanto a determinados requisitos productivos o de desarrollo de cultivos, así como obligaciones en cuanto a superficies comprometidas o porcentajes de cultivos, e incluso en los planes de explotación previstos, y en particular las concernientes a los compromisos exigidos:

Ø  En las prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente.

Ø  En las medidas de agroambiente y clima, y ecológicas.

Ø  En las ayudas por superficie y ayudas asociadas.

 Permitir actuaciones que pueden reducir el impacto económico, como el laboreo y aprovechamiento ganadero de las superficies afectadas por las adversidades.

 No exigir esta campaña el cumplimiento de los planes de cultivo vinculados a expedientes de incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones y ampliar los plazos de ejecución y certificación de inversiones que finalizaran esta campaña.

 

·       Seguros Agrarios:

Ø  Consideración de la campaña 2016/17 como excepcional y, por tanto, que no sea tenida en cuenta a efectos de penalizaciones en el cálculo del coste de las primas en las pólizas de seguros que se contraten a partir de la próxima campaña.

Ø  Revisión de la normativa general de determinadas líneas para adaptarla a las necesidades en algunas zonas en las que la suscripción es escasa.

  

*       MEDIDAS FISCALES, LABORALES Y TASAS

 ·         Reducciones fiscales mediante:

Ø  Minoración de los índices de rendimiento neto en el régimen de estimación objetiva  por módulos para el IRPF de 2017.

Ø  Incremento del porcentaje de “gastos de difícil justificación” en el régimen de estimación directa para el IRPF de 2017.

 ·         Exención del pago de cuotas a la Seguridad Social por el período equivalente a una campaña agrícola (12 meses), manteniendo la consideración de dicho periodo como cotizado a efectos de prestaciones.

 

·         Exención del pago de tasas por servicios agroganaderos durante los años 2017 y 2018.

 

·         Condonación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), tanto sobre bienes de naturaleza rústica como urbana para instalaciones relacionadas con el ejercicio de la actividad y la vivienda habitual si está en el medio rural.

 

·         Reducción o exoneración del pago de tarifas de utilización de agua y cánones de regulación para la campaña 2017, así como la exoneración de todas las tasas que cobra la CHD.

 

 *       MEDIDAS DE FINANCIACIÓN

 ·         Ayudas directas a todos los profesionales a título principal a través de las ayudas de “mínimis”, hasta los 15.000 € que permite la UE en función de las unidades productivas de superficie o ganado de cada explotación.

 

·         Préstamos subvencionados para refinanciar las explotaciones y para capital circulante, con un plazo mínimo de devolución de 7 años y 2 de carencia. El tipo de interés resultante para los profesionales a título principal debe ser 0 % y los créditos avalados por la Administración sin costes para los beneficiarios.

 

·         Moratoria en los préstamos oficiales actualmente en vigor que mantengan los titulares de explotaciones vinculados a ayudas oficiales (primera instalación, modernización de explotaciones, etc.).

 

·         Pago del anticipo de la PAC-2017 en octubre a todos los agricultores y ganaderos, con independencia de si se ha realizado o no los controles pertinentes a esa fecha y por la máxima cuantía que autorice la Comisión Europea. Y abono posterior sin demora del saldo de las cuantías restantes.

 

·         Pago en el más breve plazo del resto de ayudas tanto del primer pilar (ayudas asociadas y a jóvenes), como del segundo (agroambiente y clima, ecológicas, zonas desfavorecidas, incorporación de jóvenes y mejora de explotaciones, etc). Así como los remanentes de esas mismas líneas de ayudas de campañas anteriores.

 

 *       OTRAS MEDIDAS DE APOYO

 

·         Mayor dotación presupuestaria destinada a subvencionar directamente en la póliza el coste de la prima de los seguros agrarios. Restituyendo, cuando menos, los mismos niveles de apoyo de antes de la crisis (hasta 2011).

 

·         Comprometerse con un plan de modernización de regadíos que dé un impulso definitivo a la modernización de los regadíos de Castilla y León. Y revisión del Plan Hidrológico en cuanto a los compromisos de ejecución de las obras y lo referente a los caudales ecológicos.

 

·         Apoyo específico de las Diputaciones Provinciales para subvencionar el coste de las semillas, fitosanitarios y fertilizantes de la próxima campaña.

 

·         Establecimiento de ayudas específicas para sufragar los gastos fijos de las entidades asociativas agrarias, que tengan como objetivo compensar la reducción de actividad.

 

·         Apoyo económico para el colectivo ganadero, para sufragar los mayores costes en abastecimiento de agua y alimentación, incluyendo ayudas para todas aquellas inversiones realizadas desde el inicio de la sequía.

 

·         Determinación de un sistema de contratación y tarificación eléctrica para los regadíos que se ajuste al consumo real, no penalizando los períodos sin consumo o permitiendo más de un cambio de potencia al año.

 

·         Constitución de una mesa de seguimiento sobre la evolución de la sequía, para proponer medidas y analizar las adoptadas, así como su ejecución y repercusión final en el sector.

Thumb