Solicita que dé por válido el informe de la Junta de Andalucía y los realizados por Asaja para llevar a cabo dicha reducción.

 

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha remitido una carta a la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, solicitándole que dé por válido el informe de la Junta de Andalucía de petición de rebaja de los módulos del IRPF, así como los documentos aportados por Asaja Córdoba para el olivar, de forma que se corrija la discriminación realizada con los olivareros cordobeses, pues aún se está en plazo de resolverlo, ya que la renta 2017 acaba el 25 de junio.

   Se trata de “la discriminación realizada con la provincia de Córdoba al no haberse reducido los módulos del olivar de aceite en Córdoba”, mientras que esta reducción sí se ha aprobado en toda la provincia de Jaén y parte de Sevilla, zonas limítrofes y también olivicultoras, habiéndose dado en todas esas comarcas las mismas circunstancias climatológicas y productivas que en Córdoba.

   Esta situación injusta se ha denunciado desde Asaja en varias ocasiones, habiéndolo hecho asimismo la Junta de Andalucía, sin que se haya solucionado hasta la fecha.

   El Ministerio de Hacienda publicó una Orden Ministerial en el BOE del 2 de abril y una corrección de errores a la misma en el BOE de 25 de mayo en la que tampoco contempló este agravio con el olivar cordobés.

   Desde Asaja Córdoba, se criticó que el Gobierno central anterior se justificara para no bajar los módulos en las estadísticas oficiales de la Junta de Andalucía y que no hubiera hecho caso de los informes que se le habían enviado desde Asaja Córdoba, ni de otro informe de la Junta que apuntaba una reducción de producción del 25% en Jaén y una cifra muy parecida en Córdoba, con el 20%, aunque este último fuera contradictorio con las estadísticas oficiales de la Junta de Andalucía. Asimismo, Asaja  Córdoba criticó a la Junta de Andalucía por no corregir sus errores en las estadísticas oficiales, a pesar de pedírselo de forma reiterada desde esta organización, pues la mismas señalan unas pérdidas en Jaén del olivar del 31% y en Córdoba del 13%, lo cual “no tiene lógica ni sentido alguno”, pues es de sobra conocido que las comarcas olivareras de producción de aceite de oliva de Córdoba y Jaén tienen enormes similitudes, siendo muchos de los términos municipales productores, colindantes en ambas provincias.

   Desde Asaja Córdoba, se considera que hay datos suficientes para corregir “este agravio comparativo”, porque las comarcas olivareras de producción de aceite de oliva de Córdoba y Jaén tienen las mismas circunstancias productivas o incluso peores en Córdoba al tener mucha menor superficie de regadío, por lo cual “no es razonable que el tratamiento fiscal sea discriminatorio hacia los olivareros de aceite de Córdoba”.

   Por ello, ya que aún estamos en plazo de corregir esta injusticia con Córdoba, desde Asaja se ha solicitado al Ministerio de Hacienda a que den por válido el informe de la Junta de Andalucía y las peticiones que en él realizan, y apliquen reducciones específicas para productos del olivo en Córdoba.