La Consejería de Agricultura publicó la resolución en marzo y tras seis meses seguimos a la espera

Asaja Málaga denuncia el retraso en los pagos de las ayudas de modernización y primera instalación de jóvenes. Hay frustración y preocupación en el sector joven del campo malagueño que espera los pagos, ya que el ingreso de las ayudas continúa sin llevarse a cabo a pesar de estar publicadas desde el mes de marzo. Estas ayudas, que vienen a favorecer el importantísimo relevo generacional que necesita el agro son anunciadas a bombo y platillo con promesas de plazos que, a la vista está, no se cumplen. Mientras tanto los jóvenes se encuentran sin la capacidad necesaria para la renovación y actualización que necesitan muchas explotaciones.  Y es que este tipo de ayudas europeas (incluidas en el PDRA 2014-2020) son la única herramienta que tienen para realizarlo.

En la convocatoria de 2016, una vez publicada la resolución provisional en marzo, con una dotación presupuestaria muy inferior a la demanda de solicitudes (30 millones de Euros), se constató que tan sólo dos de cada diez solicitantes contarían con la ayuda a la incorporación, 475 jóvenes en toda Andalucía, el 20% de todos los solicitantes.

En la provincia de Málaga solo 25 jóvenes han sido los elegidos en la resolución provisional, quedando multitud de ellos en la cuneta.

La Consejería de agricultura ha anunciado recientemente una ampliación de presupuesto. Se hace imprescindible este esfuerzo, que agradecemos y veníamos solicitando desde el principio, pero el tiempo pasa y nuestros jóvenes llevan seis meses con la incertidumbre.

Desde Asaja solicitamos mayores recursos, no puede haber tantos retrasos, errores e imprecisiones en unas ayudas europeas, que vienen a paliar un problema fundamental en la agricultura. En la convocatoria de 2015, el segundo pago ha sido ya solicitado por todos los expedientes, y de nuevo el mutismo por respuesta ante la demanda de información de su ejecución.

Con la submedida 4.1 de Modernización de explotaciones, más de lo mismo. La resolución provisional de las mismas fue un auténtico caos, con multitud de errores e incidencias que creó el desconcierto entre los beneficiarios. A día de hoy no sabemos nada.

Desde Asaja-Málaga creemos que el campo necesita modernizarse y rejuvenecerse. Es cierto que, consciente de ello, existe una apuesta de la política agraria por el sector. Esa apuesta debe traducirse en eficacia de la administración que gestiona los fondos. Eficacia en la información, en los plazos, y en los pagos. Andalucía debe tomar conciencia que tenemos un patrimonio agrícola y ganadero incalculable que debemos preservar.