Thumb
ASAJA Málaga está llevando a cabo una campaña de vigilancia de la venta de fruta inmadura de aguacate después de los numerosos avisos recibidos por parte de sus asociados en los últimos días. Y es que éstos han observado la presencia en determinados comercios y mercadillos de fruta que, a todas luces, no es comestible al faltarle más dos meses (debe recolectarse en diciembre como mínimo) para su madurez comercial. Además, esta mercancía es sospechosa de haber sido sustraída.

Fotografía: Aguacate HASS inmaduro puesto a la venta con toda impunidad en el centro de Vélez-Málaga



Por ello, ASAJA demanda que los municipios malagueños a través de la Policía Local, competente en esta área, refuercen la actividad de control en mercadillos y fruterías para revisar tanto la procedencia de aguacates (frutas y hortalizas en general) de dudoso origen, como los mínimos de calidad requeridos.

Esta fruta se vende a precios inferiores a los de mercado y provoca una competencia desleal que crea graves perjuicios a todo el sector, por ello además de la  vigilancia de los robos en el campo es muy importante controlar su  posterior venta ilegal en carreteras y mercadillos y establecimientos. Si la lucha contra los robos es eficaz, evitaremos también que los agricultores, por miedo a que les roben el fruto de todo un año de trabajo, recolecten antes de tiempo.

ASAJA Málaga solicita una vez más apoyo de las autoridades, para redoblar la vigilancia y control, tanto de las explotaciones agrícolas como de las ventas irregulares, que además de los daños directos que causan a los agricultores ocasionan un engaño al consumidor, que reniega del producto, afectando a nuestra economía y a la imagen de calidad de nuestros aguacates.

ASAJA Málaga pide sanciones ejemplares para los intermediarios que compran o subastan mercancía que se sabe que es robada y que no cumple las condiciones mínimas de madurez para su consumo.