La organización defiende la práctica cinegética como un modo de vida y un sistema completa el equilibrio en el mundo rural y critica el acoso que reciben los cazadores, muchas veces por las propias administraciones públicas

 
ASAJA-Jaén se suma a la manifestación en defensa de la caza que se celebrará el próximo domingo, 15 de abril, en la capital jienense. La organización defiende la práctica cinegética como un modo de aprovechar los recursos naturales, de conservar el medio y de generar riqueza y critica el acoso al que se somete a los cazadores, muchas veces por las propias administraciones públicas.

ASAJA-Jaén se suma a la manifestación “Sí a la Caza. Nuestra forma de Vida” que tendrá lugar el próximo domingo, 15 de abril, en la Plaza de las Batallas de Jaén capital. La manifestación está organizada por la Federación Española de Caza y las federaciones y cotos provinciales y se celebrará de forma simultánea en más de cincuenta ciudades españolas. ASAJA-Jaén defiende la caza como un modo de vida y un método que completa el equilibrio en el mundo rural.

“Con la caza se mitigan, por ejemplo, las plagas de conejos que tanto daño hacen a nuestro olivar o los graves perjuicios que provocan en nuestras explotaciones algunas especies de caza mayor”, indica Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén. “La fauna salvaje o se controla por los cazadores o los agricultores nos veremos obligados a utilizar otros métodos para evitar los graves daños que tanto caza mayor como menor causan a nuestras explotaciones”, apunta Valero. Y añade: “Porque con las cosas de comer no se debe de jugar”. “La fauna salvaje, si no la controlas, invade los campos de cultivo, como ya está pasando, y en esa tarea es fundamental el papel de la caza”, continúa.

“La caza es, además, una muy buena forma de aprovechar los recursos del monte público y de obtener buenos ingresos”, apunta, siempre dejando claro que, desde la organización, “se apuesta por una caza que cumpla con toda la normativa existente y que sea respetuosa con el medio que la rodea

El gerente y portavoz de la organización anima a todos los agricultores y aficionados a la caza en Jaén que acudan el domingo a la protesta, ante las situaciones de acoso que sufren los cazadores por parte de administraciones públicas y de otras entidades ecologistas, en la mayoría de los casos subvencionados por las administraciones públicas. “La caza es una actividad que favorece la conservación del medio, que favorece el desarrollo rural, arraiga a la población en los núcleos más pequeños y genera riqueza”, defiende Valero.