La corrección de errores de la Orden HFP/335/2018, de 28 de marzo, por la que se reducen para el periodo impositivo 2017 los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del IRPF, no rectificó para Granada el índice del módulo de olivar del 0,26 al 0,18, sí obtenido en cambio por Jaén, aún padeciendo las mismas circunstancias excepcionales por sequía. La medida supondría para los olivareros granadinos un considerable ahorro de 30 millones de euros.

 

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tiene en sus manos corregir el agravio con el IRPF del módulo de olivar de almazara cometido por el anterior Gobierno no solo con respecto a Granada, sino también a Córdoba, limítrofes ambas con Jaén, que sí obtuvo la reducción fiscal del 0,26 al 0,18 en la Orden HFP/335/2018, de 28 de marzo.  La Junta de Andalucía, que ya había manifestado sus quejas con respecto al maltrato dado a diferentes provincias con los mismos cultivos y las mismas condiciones ambientales, no solo el caso del olivar, sino también del aguacate, la almendra o los hortícolas, tiene ahora la oportunidad de insistirle a la ministra para que atienda las peticiones del sector.

Desde ASAJA GRANADA reclamamos, además de la reducción del módulo del olivar al 0,18, que supondría un ahorro para los olivareros granadinos de 30 millones de euros, otras reducciones fiscales para otros productos afectados por circunstancias excepcionales como:  el calabacín, al 0,18, afectado por la aparición de virus y descenso de producción; para todos los hortícolas en el municipio de Baza, que padeció la misma incidencia por tormentas de granizo que Zújar y Freila (que obtuvieron el índice 0,10); para el aguacate al 0,26 igual que para Málaga; para la almendra del 0,18 al 0,13 en las comarcas de Guadix y Baza, donde la merma de producción por las heladas llegó a ser del cien por cien en algunas fincas, y asimismo, mayores reducciones en los sectores ganaderos extensivos: el bovino de carne en extensivo de 0,09 a 0,03; el bovino de cría de 0,18 a 0,05; el ovino y caprino de carne de 0,09 a 0,03 y el ovino y caprino de leche de 0,18 a 0,05.   

Creemos que se trata de peticiones debidamente justificadas y que es posible la publicación antes de que termine la campaña de la Renta de una nueva orden de corrección de errores que rectifique y evite agravios, e impulsar de este modo un trato igualitario entre los distintos territorios