Thumb
ASAJA-Ávila ha denunciado que el joven no percibirá ningún tipo de ayuda porque tan solo han encontrado la cabeza y los guardas forestales no han querido certificar la muerte del animal

 

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha denunciando un nuevo ataque de lobos a la cabaña ganadera, en esta ocasión en la localidad abulense de Hoyocasero.

Según ha hecho saber el presidente provincial de ASAJA de Ávila, Joaquín Antonio Pino, el joven José Luis García López, de 25 años de edad, y recién incorporado al sector ha sufrido la presencia del lobo en tres ocasiones en los últimos cuatro meses.

El último ataque de los cánidos ha tenido lugar, según la OPA, el pasado jueves de madrugada, en el paraje conocido como “El Prado del Río”, en el término municipal de Hoyocasero.

La becerrra tenía tres días de vida, según ha asegurado el propio joven ganadero. “Cuando fui a dar una vuelta al ganado me percaté de que faltaba la novilla, regresé al lugar donde nació y tan solo encontré la cabeza, no vi ni piel, ni pezuñas ni nada, tan solo el rastrero”.

“Llamé a los guardas forestales, porque ellos son los encargados de dar los partes y me dijeron que no iban a acudir hasta el lugar porque no podrían certificar si había sido muerte a consecuencia del lobo, o natural. Yo les comenté que había huellas y rastrera, que se veía como habían peleado, pero no me hicieron caso; en los anteriores casos de ataques que he sufrido sí que vinieron y certificaron que eran mordidas de lobos”, ha añadido el joven.

El joven, incorporado al sector en septiembre de 2017, lamenta que no sean conscientes en la Junta de Castilla y León de su problema. Ha subrayado que ahora no percibirá ninguna cuantía por este animal que ha perdido del que podría haber obtenido al menos 600 euros en tan solo unos días.

Por estas cuestiones el presidente provincial de ASAJA, Joaquín Antonio Pino ha mostrado su malestar por la situación de este joven, como la de muchos otros jóvenes y no tan jóvenes, que tienen que enfrentarse a los momentos duros de una incorporación solo y sin el apoyo de las administraciones. Ha aseverado además que “así está demostrando el apoyo la Junta de Castilla y León al sector, poniendo trabas y no ha ayudando a percibir ayudas”.

Joaquín Antonio Pino se ha preguntado cuántos ataques más tiene que sufrir la cabaña ganadera abulense para que se pongan soluciones sobre la mesa.

Ha exigido premura en la toma de decisiones “ya que si la Unión Europea no dota rápidamente de las herramientas jurídicas necesarias a la Junta de Castilla y León para el control poblacional del lobo, el medio rural se morirá porque no habrá guardianes del medio ambiente como son los ganaderos de la provincia de Ávila”.

Estos años pasados los servicios técnicos de ASAJA de Ávila, con la profesionalidad y valentía que los caracteriza, han demostrado a la Comisión Europea con los hechos y las experiencias piloto llevadas a cabo en la provincia, que las medidas preventivas frente a los ataques del lobo a la ganadería extensiva en Ávila no funcionan, y que por tanto la única medida preventiva efectiva es el control poblacional de la especie, cuestión que tienen que reconocer las autoridades europeas con celeridad según ASAJA.

 

 

 

Thumb