Thumb
La organización agraria reclama nuevamente a la Junta el control poblacional de la especie y la actualización de los baremos de indemnización

 



La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila denuncia nuevamente la situación que viven los ganaderos de la provincia ante la pasividad de las administraciones y el anquilosamiento y demagogia del resto de organizaciones agrarias de la provincia.

El presidente provincial, Joaquín Antonio Pino, ha mostrado su hartazgo y ha criticado que se sigan sucediendo casos como el de José María Romero, ganadero de la localidad abulense de Zapardiel de la Cañada. Ha sufrido el segundo ataque de lobos en diez días y ocho en el último año. El último ha sido un ternero de dos días.

La Asociación recuerda que ASAJA fue la primera organización agraria en salir a la calle y exigir una solución ante la dramática situación de los ganaderos por los continuos ataques de lobos.

“Ante la falta de respuesta por parte de las administraciones competentes, la organización profesional agraria ha sido valiente y pese a la demagogia y crítica fácil realizada por parte del resto de las organizaciones agrarias, hemos demostrado a la Unión Europea que las medidas preventivas no funcionan en la provincia de Ávila y pedimos la eliminación de la población de lobos en Ávila”, ha señalado Joaquín Antonio Pino.

En sus palabras: “La organización profesional agraria nunca ha cesado en su demanda de un mayor control poblacional, y mientras eso se hace efectivo luchamos por actualizar y aplicar baremos de indemnización a nuestros ganaderos que se ajusten a los precios de mercado y las pérdidas reales ocasionadas”.

Lo que ha de hacerse es buscar una solución definitiva de la mano de las autoridades europeas para eliminar la población dotando de la seguridad jurídica necesaria a la consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha añadido.

Thumb