A día de hoy numerosas solicitudes de construcción o ampliación de instalaciones ganaderas permanecen bloqueadas en el INAGA

El reciente anuncio de la instalación en una localidad zaragozana de un complejo industrial y logístico ha tenido como reacción la declaración de la misma, por parte del Gobierno de Aragón, como inversión de interés autonómico. Esto supone un impulso preferente y urgente por parte de las Administraciones públicas aragonesas en sus distintos trámites administrativos, de cara a una reducción de plazos.

Desde Asaja Aragón consideremos acertada esta decisión, dado que esta inversión va a suponer según estimaciones 4.000 empleos directos y un importante polo de desarrollo para la comarca de Valdejalón y las cercanas.

Ahora bien en estos momentos numerosos proyectos de construcción y ampliación de instalaciones ganaderas están bloqueados a falta de resolver los trámites administrativos necesarios para su aprobación. Estos proyectos no suponen la inyección de puestos de trabajo en un punto geográfico concreto, pero contribuyen a la generación y mantenimiento de esos 10.173 puestos de trabajo que el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón calculó en el año 2012 que genera el sector porcino en Aragón. Puestos de trabajo que están repartidos por todo el territorio de nuestra comunidad autónoma.

Estas inversiones son realizadas por agricultores y ganaderos que buscan un medio de vida para poder mantener sus explotaciones agropecuarias abiertas, manteniendo su puesto de trabajo y en ocasiones contratando mano de obra fija. En muchas ocasiones se realizan en zonas donde no hay otras alternativas económicas viables, y en otras se trata de una diversificación productiva compatible con otras actividades.

Hoy en día que se está empezando a considerar la despoblación como uno de los serios males para nuestro país facilitar este tipo de inversiones contribuiría a mitigar este problema.

Así pues consideramos que el conjunto de estas inversiones ganaderas, ya sean de modelo extensivo o intensivo, suponen también un beneficio que merece que sean declarados como inversión de interés autonómico, con la consiguiente reducción de plazos en su tramitación.