.- El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha valorado muy positivamente la obligación de informar del origen de la leche en el etiquetado tras la aprobación el pasado viernes en el Consejo de Ministros de un real decreto que lo regula.

 

   Para Asaja Córdoba, se trata de “una buena medida para el sector productor como para los consumidores”. Y es que para que en la leche usada como ingredientes se pueda usar que el origen es de España, tiene que haber sido ordeñada y transformada en España. Por tanto, para que el origen de la leche sea un país determinado tiene que haber sido ordeñada y transformada en ese país. Si no se quisiera poner el nombre del país se podría sustituir por “UE” o “fuera de la UE”, según sea el caso. No obstante, cuando el origen sea España, no se podrá sustituir por la expresión UE.

   Por tanto, el avance que se ha producido con esta nueva norma se basa en que anteriormente se indicaba en el producto donde había sido envasada y, sin embargo, desde ahora “vamos a saber, por ejemplo, dónde se ha ordeñado la vaca y dónde se ha transformado la leche, ya que en aquellos productos que lleven más del 50% de la leche como ingrediente es obligatorio ponerlo”.

   De este modo, este decreto es una "oportunidad" para transmitir al consumidor la calidad de las producciones nacionales lácteas. No obstante, tiene carácter experimental, ya que se aplicará durante un período de dos años, pero eso sí, es aplicable a la leche de cualquier especie, es decir, no solo a la de vaca sino también a la de oveja, cabra y búfala.