Los ganaderos podrán pastar los próximos cinco años y percibir las ayudas de la PAC gracias al empeño de Asaja Ávila y la sensibilidad del Consejero de Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones

 

Los ganaderos afectados por los incendios en las comarcas abulenses de Gredos y Barco- Piedrahita, son un colectivo especialmente damnificado porque se quedaron sin pastos y para cuando  vuelvan a surgir no podrán utilizarlas, ya que la legislación prohíbe la suelta de ganado en esas praderas durante los cinco años posteriores al incendio, y también prohíbe ser superficies legibles a la hora de ejercer los derechos de pago básico en la PAC. Lo que se ha hecho desde La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha sido arrancar un compromiso a la Junta de Castilla y León.

Así se lo hemos hecho llegar a los ganaderos afectados en los pueblos, por ejemplo de Hoyocasero o Medinilla, durante una visita realizada por el presidente de ASAJA Ávila, Joaquín Antonio Pino y el presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo, hasta las zonas afectadas por el fuego.

¿Qué pasará a partir de ahora? Que gracias al empeño de ASAJA Ávila se podrá pastar y se podrán percibir las ayudas de la PAC.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha logrado una solución puntual para cada ganadero para que no tengan más problemas de los que les ha reportado un pirómano, ya que en su gran mayoría los fuegos son intencionados.

Según aseveran los presidentes provincial y regional la Organización Agraria siempre ha sido cuidadosa con el medio ambiente, pues es donde ASAJA se ha movido siempre.

ASAJA siempre ha rechazado cualquier fuego que existe, y más si es intencionado. Pero recordamos que lo que se quema primero es zona pastable para ganaderos, creando así un perjuicio importante.

“De una desgracia, de un pirómano, se provoca un mal peor a los trabajadores del campo, una catástrofe para el sector.” Según Donaciano Dujo.

 “Señor Consejero, Administración, ¿qué hacen esos ganaderos? Nos preguntamos desde la OPA si deben dejar el sector o la provincia.

Es muy bonito legislar desde la tribuna de las Cortes de Castilla y León, pero lo hacen desde el desconocimiento y sin analizar la situación. No puede ser que por causa de alguien que causa incendios estemos echando del territorio a los ganaderos.

Por consiguiente lo que se ha hablado con el Consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha sido el permitir cambiar estas normas. ASAJA agradece la predisposición, sensibilidad y compromiso del propio Consejero.

No obstante en ASAJA Ávila no cejamos en nuestro empeño de seguir luchando por una ganadería, que tan solo se limita a cuidar el monte, mantenerlo y estar en el territorio.